domingo, 10 de marzo de 2013

ENTREGADOS LOS PREMIOS "MARÍA BELLIDO"


Con motivo del Día internacional de la Mujer el pasado 8 de marzo se entregaban en nuestra localidad a siete mujeres bailenenses los galardones “María Bellido” en reconocimiento a su aportación a la sociedad en diversos ámbitos.
La ceremonia, que alcanza su 2ª edición, tuvo lugar en la Casa de la Cultura de Bailén, fue organizada a través de la Concejalía de Igualdad y Bienestar Social, y contó con la presencia de la Delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Jaén, Purificación Gálvez y la Diputada de Juventud, Francisca Molina, además de Simona Villar, Alcaldesa de Bailén y Aurora Arboledas, Concejala de Igualdad, Bienestar Social, Barrios y Participación Ciudadana.
Los reconocimientos “María Bellido” para este año 2013 han correspondido a las siguientes mujeres:
Distinción María Bellido a la Implicación en el Movimiento Asociativo:
Dª. Félix Anguita González.
Distinción María Bellido a la Implicación Socioeducativa:
Dª. Trinidad Simón López.
Distinción María Bellido a la Joven Promesa:
Dª. Toñi Ronquillo Sáez.
Distinción María Bellido Mujer Emprendedora:
Dª. Nieves Valcárcel Benito
Distinción María Bellido a la Trayectoria Artística:
Dª. Mª. Luz Moreno Rojas
Distinción María Bellido a la Trayectoria Vital:
Dª. Águeda Romero García.
Distinción María Bellido a la Valores Humanos:
Dª. Rufina Galán Romero.
 Tras la proyección de un vídeo en el que se exponían los valores y destacadas aportaciones a la sociedad realizadas por cada una de las homenajeadas, estas recogían su reconocimiento, consistente en una pequeña escultura de la heroína local “María Bellido”.
Lo que quizás muchos bailenenses no recuerden es que el día 7 de marzo también se conmemora el aniversario de la muerte de María Bellido, la cual tuvo una destacada actuación aquel caluroso 19 de de julio de 1808 cuando las tropas españolas del General Reding vencían por primera vez al victorioso ejército francés que como canta nuestro himno “cayó sobre campo andaluz”
 Mucho tuvieron que ver en esa derrota las mujeres de Bailén, las cuales estuvieron acarreando agua al campo de batalla para dar de beber a nuestros soldados y refrigerar nuestros cañones.
Desde el año pasado y 203 años después de aquella gesta, Bailén, por iniciativa de su Alcaldesa, premia a las mujeres bailenenses reconociendo su papel y su aportación a la sociedad con el objetivo de avanzar hacia un modelo de ciudad más igualitaria. Este año destacamos el premio otorgado a Trindad Simón López a la implicación socioeducativa. Nuestra compañera de asociación encarnó durante dos años el personajes de María Bellido. A continuación dejo una breve semblanza de nuestra heroína.
Monumento a María Bellido
 
María Inés Juliana Bellido Vallejo, nuestra heroína, nació en Porcuna el día 28 de enero de 1755, hija legítima del matrimonio contraído por Francisco Elías Bellido y Catalina Vallejo ambos también vecinos de este pueblo. Su familia era de humilde condición, y numerosa, pues estaba formada por nueve hijos, todos ellos nacidos y bautizados en Porcuna.
La partida de bautismo de nuestra heroína aparece inscrita al Folio 91, Libro XVII de Bautismos de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción.
Es también sabido, con bastante garantía histórica, que nuestro personaje al llegar a la edad casadera conoció en nuestro pueblo a un joven natural y vecino de Bailén, que muy probablemente se había trasladado a Porcuna con intención de vender botijos, jarras, macetas y otros artículos de barro y cerámica con que los naturales de aquella población son tan dados en comerciar.
El caso es que María Bellido (apodada la “Culiancha”, por sus opulentas caderas) contrajo matrimonio con Luis Domingo Cobo Muela, hijo éste de los vecinos de Bailén Luis Domingo Cobo y Ana Manuela de la Muela. Contraído este enlace ambos trasladaron su domicilio a la localidad de Bailén, concretamente a la calle Las Eras, hoy Juan Sebastián Elcano.
General Reding. Detalle cuadro de Casado del Alisal
 Cuando al amanecer del día 19 de julio de 1808 el Pueblo de Bailén se ve envuelto en las escaramuzas que anuncian la definitiva batalla, nuestra heroína, que habría de formar parte de ella, cuenta con 53 años de edad.
Es lógico que desarrollándose el combate en las cercanías de Bailén los vecinos de esta villa tomaran parte activa, desde su inicio, en la batalla. Los hombres se unieron directamente a las tropas; los ancianos prestaron servicios de avituallamiento y sanidad, y los niños y mujeres contribuyeron con el elemento que se hacía más necesario en el campo de batalla, el agua.
El auxilio oportuno que prestaron algunas heroicas mujeres, que desentendiéndose de su sexo y de los riesgos, en el ardor combate y en pleno campo de batalla dieron de beber a los soldados. Destacó entre ellas una, llamada María Bellido, que llegando hasta el puesto de mando y "dirigiéndose directamente al General Reding, ofreció agua al General, y en el momento en que elevaba la vasija, una bala rompió el cantarillo. La mujer no se inmutó. Recogió el tiesto donde había quedado un poco de agua, y lo ofreció al General, que alabó su labor y ofreció premiarla".
 Este temple y valor, y la acción que realizó con riesgo de su vida, en pleno combate y en lugar más abatido por la artillería enemiga, hizo de nuestra paisana una heroína popular que pasó a la galería histórica de otras muchas que se inmortalizaron.
Pero lo más significativo de esta heroica mujer fue, que tras la victoria de las tropas españolas, pasó al más completo olvido. Tanto es así que durante algún tiempo se creyó que este personaje era producto de la imaginación popular, o la creación de unos vencedores que necesitaban héroes para resaltar sus victorias.
Tal vez el completo olvido en que cayó su gesta fue debido a su prematura muerte, acaecida en 7 de marzo de 1809, unos ocho meses después de la batalla de Bailén.
Pero la historia jamás olvida a sus héroes. 
 
Diosa Romana Iberia
Fue en 1862, cuando la Reina Isabel II, acompañada de su esposo Don Francisco de Asís, proyectó realizar un viaje por tierras de Andalucía y Murcia. En 14 de septiembre del referido año hizo su entrada triunfal en la Ciudad de Bailén la comitiva real, continuando hasta Andújar para seguir por toda Andalucía.
A la vuelta del viaje, el 7 de octubre del mismo año, y de nuevo de tránsito por Bailén, tras visitar muy especialmente el lugar en que años antes se había desarrollado la famosa batalla, las autoridades de aquella localidad, obsequiaron a su Majestad con "un rico estuche de palo de santo, que contenía una bandeja de plata y filigrana y un cantarico de plata dorado a fuego, que sujetaba entre hojas de laurel una bala de metralla". 
Placa del homenaje de 1908
 Pasados unos años la ciudad de Bailén quiso rendir tributo a la heroica mujer, manteniendo vivo su recuerdo. Primero, dedicándole una calle que por el transcurso de los años ha pasado a llamarse "La Carrera", donde según la tradición vivió y falleció la protagonista de esta pequeña historia. En la fachada del inmueble que había constituido su domicilio, se colocó una lápida con esta inscripción: "Los obreros de Bailén a María Bellido, prototipo del valor y caridad en el centenario de su heroica hazaña: 19 de julio de 1808-1908
Así como Madrid en el 2 de mayo tiene su heroína, Manuela Malasaña, o Zaragoza a su Agustina de Aragón; Bailén en su célebre batalla destaca a María Bellido como símbolo de la resistencia del pueblo.
María Bellido es arquetipo de la intrepidez femenina y figura de abnegación, entrega y valor de los hijos e hijas de Bailén en la batalla.