viernes, 15 de febrero de 2013

COLECCIÓN DE SELLOS MÁLAGA NAPOLEÓNICA. GUERRA DE LA INDEPENDENCIA

La asociación Teodoro Reding de Málaga en su afán por rescatar la historia de la ciudad de Málaga en la época napoleónica pone en circulación una colección de sellos bastantes interesantes. Ha querido plasmar las imágenes del General Reding, de los trofeos que llegaron a la ciudad después de la victoria de Bailén y  la Batalla de Fuengirola, un acontecimiento que se dio en 1810 durante la ocupación francesa y que fue recordado en 2010 con motivo de su Bicentenario. Una nueva aportación a tan importante efeméride.
 
EL GENERAL REDING, VENCEDOR DE BAILÉN
Tres de los sellos de esta colección representan la figura del General Reding, verdadero artífice de la victoria ante los franceses, la única de toda la Guerra de la Independencia en la que los derrotamos sin la ayuda de los aliados.
Teodoro Reding nació en el cantón suizo de Schwitz, en el año 1754. Fue Gobernador Militar y Político de Málaga desde 1806 y fue él, al enterarse de lo acontecido el 2 de mayo en Madrid, quien en la Plaza del Obispo inicia el movimiento patriótico al que no dudan en sumarse numerosos voluntarios malagueños y las unidades militares presentes en la Plaza: los Regimientos de Infantería de Línea "Suizo de Reding nº 3", "Reyna", "Málaga" y "Montesa" de Caballería.       
 
Constituida la Junta de Málaga tras recibir las comunicaciones de la Junta Suprema de Gobierno en Sevilla- y proclamado Fernando VII como único soberano, a Reding se le confiere el mando de las tropas del Reino de Granada que luego uniría a las de Sevilla del General Castaños. Comienza el reclutamiento y en los primeros días ya había 1.100 malagueños alistados y agregados a los Regimientos de la Reyna y Málaga. Todos ellos quedarían integrados en la 1ª División del Ejército de Andalucía, concretamente en la Agrupación de Centro, a las órdenes directas del General Reding. Las  brillantes acciones en los primeros encuentros del mes de julio, como la defensa de Jaén o el célebre Combate de Mengíbar, se verían eclipsadas por la victoria en la Batalla de Bailén.
 
ÁGUILAS TOMADAS A LOS FRANCESES EN LA BATALLA DE BAILÉN
El sello representa el águila de la 1ª Legión, que se tomó a las tropas de Vedel.  Cuando llegó a Sevilla junto a los otros trofeos, la Junta sevillana la envió a Málaga, ciudad muy vinculada al General Reding- verdadero artífice de la victoria de Bailén- para su colocación en el Convento de Ntra. Sra. de la Victoria. El libro de actas del Ayuntamiento de Málaga nos informa de cómo, en la tarde del 7 de Septiembre de 1808, se colocó solemnemente en dicho convento " el águila imperial y demás trofeos que han traído de Sevilla los jinetes ".


 
BATALLA DE FUENGIROLA
Dos de los sellos hacen referencia a un episodio poco conocido, de poca relevancia quizás en el contexto de las numerosas batallas y asedios de la Guerra de Independencia, pero no por ello menos importante y digno de recuerdo. La batalla de Fuengirola, librada el 15 de octubre de 1810 fue un importante intento de las tropas hispano-británicas de liberar Málaga de la ocupación napoleónica. En torno a 2000 aliados desembarcaron en la playa junto al castillo de Sohail defendido por menos de 500 polacos (tropas napoleónicas). Ingleses y españoles dirigidos por lord Blaney intentaron hacerse con el control de la fortaleza y Fuengirola para desde allí liberar Málaga, pero los polacos ofrecieron una gran resistencia que obligó a los aliados a retirarse. Hay un dicho en Polonia que viene a decir “Lo que fue Somosierra para la caballería, lo fue Fuengirola para la infantería”.