jueves, 10 de abril de 2008

Bicentenario de la expedición española del Marqués de La Romana en Dinamarca


Más de cuarenta Recreadores Históricos representaron a España en el Bicentenario de la expedición del Marqués de la Romana en Dinamarca. Por Andalucía participó la Asociación Histórico - Cultural Napoleónica “Voluntarios de la Batalla de Bailén”.

“Recuerdos para España”. Esas fueron las últimas palabras de D. Antonio Costa, Capitán español del Regimiento de Caballería “Algarbe”, que, en tierras danesas, en 1808, decidió suicidarse para salvar a sus hombres del castigo de las tropas francesas. Palabras que han quedado grabadas hasta nuestros días en su sepulcro en la ciudad de Fredericia, conservado por el pueblo danés junto a su iglesia católica.

“España no le ha olvidado y prueba de ello es nuestra presencia aquí para rendirle nuestro más sincero homenaje, Capitán” dijo D. Jesús Ruiz de Burgos, Vicepresidente de la Asociación Histórico – Cultural “Voluntarios de Madrid 1808 – 1814”, en el acto realizado dentro de la Conmemoración del Bicentenario de la Expedición española de D. Pedro Caro y Sureda, Marqués de La Romana, en Dinamarca.

200 años después, más de cuarenta personas de toda España, miembros de las Asociaciones Histórico – Culturales y de Recreación Histórica “Voluntarios de Madrid 1808 – 1814” (Madrid), “Voluntarios de la Batalla de Bailén” (Andalucía), “Urgull Histórico” (País Vasco), “Húsares de Iberia” y “Cazadores de Olivenza” (Galicia), viajaron invitados a Dinamarca por los Museos del Castillo de Kolding y la Casa de Hans C. Andersen en Odense, desde el 28 de Marzo hasta el 3 de Abril de 2008, para recordar, completamente y rigurosamente equipados con la uniformidad de 1808, el paso de los 14.000 soldados españoles de la División del Norte que, al mando de La Romana, fueron enviados a Dinamarca entre diciembre de 1807 y agosto de 1808 con las tropas de Napoléon, cuando todavía España era su aliada.

El proyecto, llamado “Cuando llegaron los españoles. Un encuentro entre culturas en 1808”, se lleva trabajando desde el año 2004 y agrupa a importantes historiadores y expertos españoles y daneses, contando con la participación del Ministerio de Cultura de Dinamarca, la Embajada de Dinamarca, el Instituto de Historia y Cultura Militar de España, la Fundación Reina Isabel de Dinamarca y el actual Marqués de La Romana, además de la inestimable colaboración de los museos de Holbæk, Koldinghus, Langeland y Roskilde” y de la empresa patrocinadora Spanair. Además de diversos actos en ambos países, el centro de la conmemoración en Dinamarca es la exposición itinerante que recorrerá todo el país hasta el mes de Noviembre mostrando a sus visitantes pinturas, dibujos, grabados y los uniformes, trajes, armas y objetos de los soldados y familas españolas guardados desde hace dos siglos por familias danesas.



Un poco de Historia.
En virtud de los acuerdos suscritos en el Tratado de San Ildefonso (27 de junio de 1796), el emperador de los franceses pidió a Carlos IV el envío de un cuerpo expedicionario del ejército con el objetivo de guarnecer las costas de mar Báltico y aumentar el bloqueo al que quería someter la Gran Bretaña. Estas tropas debían aguardar la invasión de Suecia, que nunca se llevó a cabo. Enterados, aunque con dificultad por la intercepción de la corresponcia por parte de los franceses, de los sucesos del Dos de Mayo de 1808 en Madrid, y de las proclamas de las Juntas de Asturias, Galicia y Andalucía, la mayor parte de aquellos españoles lograría escapar ayudados por la Marina Inglesa.

El 5 de septiembre, los 9.000 españoles fueron embarcados en 37 buques enviados por Gran Bretaña, y zarparon con destino a A Coruña; no obstante, debido al mal tiempo, arribaron a Santoña y Santander, el 8 de octubre, incorporándose en la Guerra de la Independencia (1808 – 1814).

Su estancia y convivencia en las tierras danesas ha sido recogida por la literatura popular y es muy recordada allí; además produjeron una gran impresión en sus habitantes que aprendieron y adoptaron costumbres españolas.

La Conmemoración: un solemne homenaje a nuestros compatriotas, que jamás serán olvidados.

El programa de actos en Dinamarca llevó a los Recreadores españoles a conmemorar los hechos de 1808 en diversas ciudades como Copenhague, Kolding, Fredericia y Odense, participando además en desfiles, guardias de honor, demostraciones y un solemne homenaje a los soldados españoles caídos en aquellas tierras.

Destacó el encuentro con el Príncipe heredero Federico de Dinamarca, que inauguró la exposición de Koldinghus, castillo incendiado por accidente en 1808 donde estuvo acuartelado el Regimiento “Princesa”. En su interior, los grupos españoles recibieron a las autoridades. Por la noche, con un avanzado equipo técnico tuvo lugar la recreación del incendio de la fortaleza y una representación española (Carlos Quintanilla, Luis Mateos, Jon Valera y Luis Miguel Rivas) entregó personalmente el dinero destinado a su completa reconstrucción al Príncipe y al Ministro de Cultura danés. Igualmente en esta ciudad tuvo lugar la entrega oficial a su Museo de la reproducción bordada de una bandera española, donada por el Instituto de Historia y Cultura Militar, obsequio del Ejército Español.

Entre otros actos en las diversas ciudades, los españoles participaron en la conmemoración preparada en la Casa – Museo de Hans Christian Andersen, que cumplía 100 años, para significar la memoria del escritor danés con España y sus soldados con un emotivo memorial.
No faltaron enriquecedores encuentros con descendientes de españoles.

La participación andaluza.

En esta importante conmemoración no faltó una representación de los Grupos de Recreación Histórica andaluces, los Regimientos “Jaén”, “Reyna”, “Suizo de Reding nº 3” y “Córdoba”, todos ellos Vocalías de la Asociación Histórico – Cultural Napoleónica “Voluntarios de la Batalla de Bailén”.